Con el pase a San Luis de México confirmado, Ricardo Centurión le dio el último saludo a los hinchas de Racing y se refirió a su salida del club de Avellaneda, donde tuvo un último paso para el olvido tras su pelea con el entrenador Eduardo Coudet.

El volante de 26 años reconoció que está “con mucha bronca interna” y por ese motivo quiere “aprovechar al máximo” la oportunidad de volver a jugar al fútbol, esta vez en la liga mexicana.

“A la gente de Racing no me queda más que desearle lo mejor.
Creo que en Racing me juzgaron con la panza llena y no era momento”, remarcó Centurión en declaraciones a Radio Continental.

El jugador formó parte del plantel campeón de la Superliga 2018/19, pero tras el incidente con Coudet en la cancha de River, ni siquiera estuvo en la ceremonia de premiación del equipo en el Cilindro de Avellaneda.

Incluso, el futbolista indicó que “muchos creían” que era el final de su carrera, tras el incidente en Racing, “y por suerte hay otra oportunidad”.

Centurión comentó que en este tiempo lo llamaron varios entrenadores como Martín Palermo, quien lo pretendía en Pachuca, Guillermo Barros Schelotto y Ricardo La Volpe.

“Estoy con mucha bronca interna mía, tengo que aprovechar al máximo esta oportunidad. Espero poder aprovechar la chance que me da el fútbol mexicano. Tengo que estar frío de la cabeza. Ya me resbala las cosas que me dicen”, afirmó.

Además, reconoció que eligió ir al San Luis porque se pone objetivos cortos. “Sé que es un año, puedo ponerme bien y puedo dar un salto de calidad. Quiero cumplir un sueño que es jugar en un club europeo. Los dueños del Atlético Madrid son dueños del San Luis, quizá es una chance”, se entusiasmó.

FH

Te puede interesar:

e-planning ad