Esta lunes por la mañana, los medios argentinos dieron cuenta de la supuesta agresión de un fanático a Lionel Messi en un boliche de Ibiza, donde el astro del Barcelona había ido a bailar junto a su esposa, Antonela Roccuzzo, y un par de compañeros de equipo.

Horas más tarde de que explotara la noticia, el propio Messi se ocupó de desmentir el hecho. Lo hizo en una publicación de su cuenta de Instagram.

Gran noche ayer en Ibiza con amigos. Ya queda menos para volver”, escribió Messi en una historia de Instagram, junto a una foto con su esposa y sus amigos.

Agregó: “¡Y no le den bola a cualquier cosa que lean por ahí que no tiene nada que ver con la realidad, que todo fue genial anoche y todo el mundo nos trató increíble, como siempre. FAKE NEWS“.

Las imágenes que dieron pie a la confusión muestran a Messi rodeado por los fanáticos, custodiado por empleados de seguridad del boliche.

Messi se reincorpora a las prácticas del Barcelona el próximo martes, a la espera del Trofeo Joan Gamper.

AM

Te puede interesar:

e-planning ad